Crea Los Activos De Vida Con Tu Crédito

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

La Revolución Industrial terminó en el año 2000 con la llegada masiva y global del Internet y las tecnologías que facilitaron su adopción. Como ya sabes, la Revolución Industrial fue una época de grandes avances económicos en producción usando maquinarias. Esta revolución comenzó en Inglaterra y luego los Estados Unidos.

En el año 2000 pasamos de la Era Industrial a la era informática y tecnológica. Todos nos convertimos en industrialistas informáticos porque a diferencia de la materia prima que usaban los industrialistas para crear productos con sus maquinarias, nosotros podemos usar nuestra mente para producir información.

Hoy en día la materia prima mas valiosa en todo el planeta es la información. Cada vez que compro un libro o voy a un evento educativo, estoy pagando por información valiosa que puede usar como materia prima para crear mis propios productos, educar a otros y ganar dinero.  

Muchas personas aún viven bajo el régimen de  la era industrial y les resulta difícil adaptarse a esta nueva realidad. Si hoy no tienes el estilo de vida que deseas es porque no tienes la información que necesitas o deseas para lograrlo.

El crédito y la información se han convertido en los dos componentes ideales que puedes usar como materia prima (Información) y la maquinaria (Crédito) para crear lo que desees en el ámbito financiero. Conocimiento sobre finanzas, específicamente finanzas de crédito y como usar el sistema financiero te permitirá no solo crear dinero, sino que también crear oportunidades.  

Tu crédito es tu banco privado. Con tu crédito puedes crear los activos que beneficiarán tu vida y la de tu familia. También puedes crecer como persona porque la educación edifica. Pero el crédito es un arma de dos filos. Si usas el crédito sólo para consumir, estarás creando una trampa de la cual será difícil salir.Si deseas, puedes usar tu crédito para crear activos primero, luego con los frutos de tus activos, puedes consumir todos los caprichos de tu corazón, pero si lo haces al revés, el interés compuesto de las deudas destruirá tu paz y tu salud. Es imposible trabajar por dinero, pagar todos tus billes, obligaciones y al mismo tiempo competir con el interés compuesto que cobran los bancos y tarjetas de crédito. Es una lucha imposible de ganar. Pero como siempre digo: Tu decides! 

More to explorer

Scroll to Top